Vanaheim en la mitología nórdica

Vanaheim es el hogar de los Vanir, uno de los dos clanes de dioses en la mitología nórdica aparte de los Æsir.
No se puede hablar mucho de este reino, ya que solamente aparece mencionado una única vez. Tal mención aparece reflejada en un poema de la Edda poética (también Edda mayor o Edda de Sædmund).

En el poema Vafþrúðnismál (o “Dichos de Vafþrúðnir”), Gagnráðr, quien realmente es el dios Odín disfrazado, le pregunta al jotun Vafþrúðnir de dónde vino el dios Njordr, ya que era un dios que no fue criado entre los æsir. El gigante de le responde que Njordr fue creado en Vanaheim por poderes místicos y sabios, y menciona que Njordr fue intercambiado como rehén durante la guerra entre æsir y vanir.

Al final, el gigante añade que Njordr volvería a Vanaheim cuando acontezca el Ragnarök (el fin del mundo).

vanaheim mitologia nordica

Los Vanir

Los dioses de Vanaheim principales son Njordr, el padre de los dioses Vanir y dios del mar, Freyr el dios de la fertilidad y Freya la diosa del amor y de la sexualidad. Estos vivían junto a los Æsir en el Asgard, después del intercambio de rehenes tras la guerra que los enfrentó.

Son dioses de la fertilidad, el mar y la prosperidad. Tenían un profundo conocimiento de las artes mágicas, por lo que eran capaces de predecir el futuro. Se decía que fue Freya quien enseñó magia a los Æsir. También practicaban endogamia e incesto, ambas cosas prohibidas entre los Æsir; por ejemplo Freyr y Freya eran hijos de Njordr y su hermana Nerthus. Esto luego llevó a conflictos cuando los cristianos intentaron convertir a los paganos nórdicos. El culto a los Vanir era predominante en comunidades pesqueras.

Hubo un tiempo que Odín convocó a los dioses en asamblea en Asgard, y decidieron que nunca habría una guerra dentro del reino de Asgard, que siempre habría paz mientras los Æsir gobernasen. Los dioses crearon una forja donde fabricaron en ella sus armas y todos los ornamentos para sus bellos y majestuosos palacios.

vanir mitologia nordica vanaheim

Los Principales Dioses Vanir de Vanaheim:

Freyja la Diosa del Amor

Vanaheim freyja

Freyja es la diosa nórdica de la belleza y el amor, era hermana de Frey e hija de Njörd y Nerthus, o Skadi. Ella era la más hermosa y la más querida de entre todas las diosas. Su imagen correspondía a la de una mujer de ojos azules y de voluptuosa figura.

Aunque Freyja no era apacible y amante de los placeres, pues las antiguas razas nórdicas pensaban que ella tenía gustos muy marciales y que con el nombre de ValFreyja solía encabezar a menudo a las valkirias en el campo de batalla, escogiendo y reclamando la mitad de los héroes muertos. Así que era representada con un coselete y un casco, escudo y lanza, estando únicamente la mitad inferior de su cuerpo vestida con el atavío suelto habitual de las mujeres.

Transportaba a los muertos electos hasta Folkvang, donde eran debidamente agasajados. Allí eran bienvenidas también todas las doncellas puras y las esposas fieles, para que pudieran disfrutar de la compañía de sus amantes y esposos después de la muerte. Los encantos de su morada les resultaban tan seductores a las heroicas mujeres nórdicas que a menudo corrían a la batalla cuando sus amados habían muerto, con la esperanza de correr la misma suerte, o se dejaban caer sobre sus espadas, o ardían voluntariamente en la misma pira funeraria en la que quemaban los restos de sus amados. Ya que se pensaba que Freyja prestaba oídos a las oraciones de los amantes, éstos la solían invocar a menudo y era costumbre el componer canciones de amor en su honor, las cuales se cantaban en ocasiones festivas.

La diosa de cabellos dorados y ojos azules, era también, en ocasiones, considerada como la personificación de la Tierra. Como tal se desposó con Odur, un símbolo del Sol veraniego, a quien ella amaba mucho y con el que tuvo dos hijas, Hnoss y Gersemi. Estas doncellas eran tan hermosas que todas las cosas bellas eran denominadas con sus nombres.

Mientras Odur permaneciera a su lado, Freyja estaba sonriente y era completamente feliz. Pero Odur era de espíritu inquieto y cansado de la vida sedentaria, abandonó un día el hogar súbitamente y se dedicó a vagar por el ancho mundo. Freyja, triste y abandonada, lloró largamente, cayendo sus lágrimas sobre las duras rocas, ablandándolas. Se dice que incluso llegaron a introducirse en el mismo centro de las piedras, donde se transformaron en oro. Algunas lágrimas cayeron al mar y fueron a transformadas en ámbar.

Cansada de su condición de viudez y anhelando coger a su marido en sus brazos una vez más, Freyja emprendió finalmente su búsqueda, atravesando muchas tierras, donde se la conoció por diferentes nombres, como Mardel, Horn, Gefn, Syr, Skialf y Thrung, interrogando a todos los que se encontraba en su paso, sobre si habían visto a su esposo y derramando tantas lágrimas en todas partes que el oro se encuentra en todos los rincones de la Tierra. Muy lejos, en el soleado sur, Freyja encontró finalmente a Odur y, tras serle devuelto todo su amor, ella fue feliz de nuevo, tan radiante como lo había sido de novia.

Mano a mano, Odur y Freyja emprendieron de nuevo el camino a casa y a la luz de su felicidad, la hierba creció verde, las flores brotaron y los pájaros cantaron, pues toda la naturaleza simpatizaba tan enérgicamente con la alegría de Freyja como se afligía con ella cuando se encontraba triste. Las más hermosas plantas y flores en el Norte eran llamadas “cabellos de Freyja” o “rocío del ojo de Freyja”, mientras que la mariposa era conocida como la “gallina de Freyja”. También se suponía que esta diosa sentía un afecto especial por los elfos, a los que gustaba observar danzar a la luz de la Luna, y a los que reservaba sus más delicadas flores y su más dulce miel.

Odur, el esposo de Freyja, además de ser considerado como una personificación del Sol, también era considerado como un símbolo de la pasión, o de los embriagantes placeres del amor, por lo que los antiguos declaraban que no era de extrañar que su esposa no pudiera ser feliz sin él.

Freyja era tan hermosa que todos los dioses, gigantes y enanos anhelaron su amor e intentaron a su vez obtenerla como esposa. Pero Freyja desdeñó a los feos gigantes, e incluso rechazó a Thrym cuando Loki y Thor la instaron a aceptarlo por esposo. No era tan inflexible cuando se trataba de dioses, si diversos mitólogos están en lo cierto, pues se dice que como personificación de la Tierra se desposó con Odín (el cielo), Frey (la lluvia fertilizante), Odur (la luz del Sol), etc., hasta que aparentemente se mereció las acusaciones lanzadas contra ella por el desalmado Loki de haber amado y haberse casado con todos los dioses.


Frey de Vanaheim

frey freyr vanaheim

En Vanaheim era el Dios del sol, del buen tiempo y de la primavera. Era hijo de Njord y el hermano de Freyja. Uno de los dioses principales de la historia, de la raza de los Vanir, pero tras la guerra de entre Aesir y Vanir, fue uno de los que se intercambió y paso a formar parte de los Aesir. Frey y Freyja son los dos dioses más importantes entre los elfos, era el regente y dueño de Alfehim (la tierra de los elfos de la luz) se decía que los dos eran muy bellos. Poseía la espada de la victoria, un arma muy apreciada por el ya que podía luchar por los aires ella sola obedeciendo las órdenes del dios, este solía usarla en gran parte contra los gigantes ya que les odiaba casi tanto como Thor. Con el tiempo Frey acaba deshaciéndose de ella, algo de lo que se arrepentirá ya que en el Ragnarok le haría mucha falta.

También contaba con una montura bastante espectacular, un jabalí de pelo dorado llamado Gullinbursti, en ciertos momentos se lo prestaba a su hermana Freyja, aunque no era su único medio de transporte puesto que también contaba con un barco, Skíðblaðnir, un regalo de Loki y creación de los enanos. Este barco podía volar por el aire y podía doblarse como si fuera una hoja de papel y así poder guardarlo y llevarlo a cualquier lugar.

Se dice que una vez Frey se sentó en el trono de Odín, desde el cual podía verse los nueve reinos, y ahí miro hacia las tierras del norte y diviso a una preciosa mujer que iluminaba los cielos y los mares solo alzando su mano. Este al verla se enamoró de inmediato y al volver a su tierra estaba melancólico y distraído ya que solo podía pensar en esa mujer que había visto. Su padre al verlo así le pidió a un sirviente Skimir que investigase el porqué del cambio de su hijo y tras un largo proceso al fin el dios le confeso a Skimir el amor que sentía por Gerda, así es como se llamaba la giganta de la que andaba enamorado, la cual era familiar de uno d los gigantes que él había matado. Por ello su relación era imposible y eso le tenía en un estado de desánimo. Skimir le prometió el amor de esta a cambio de que le entregara la espada de la victoria.

Este acepto sin dudarlo, Skimir le robo su reflejo en el agua y fue en busca de la giganta, le ofreció el reflejo del dios, una docena de manzanas de oro y un anillo mágico, pero aun con eso la giganta lo rechazo. Entonces Skimir la amenazó con lanzarla un hechizo rúnico y está por miedo a cabo aceptando siempre que esperara 9 días. Frey se alegró al saber esta noticia, pero los días se le hicieron eternos y cuando por fin pasaron, fue rápidamente donde Gerda, la desposo y tuvieron un hijo.


Kvasir

kvasir

Fue creado de la saliva de todos los dioses, convirtiéndose así en el más sabio de los Vanir en Vanaheim. Dos hermanos, los enanos Fjalar y Galar, lo invitaron a un banquete en su caverna y lo mataron. Los enanos mezclaron su sangre con miel y la guardaron y asi ponerla a fermentar para convertirla en la Hidromiel de la poesía, la usada para inspirar a los poetas. Estos dos enanos con el tiempo mataron a Gilling y a su esposa. El hijo de Gilling, Suttung, enfurecido por el asesinato de sus padres llevó a los enanos hacia el mar y los colocó en un arrecife que sería cubierto por la marea alta. Los enanos le ofrecieron la hidromiel a cambio de sus vidas. Suttung la tomó, la llevó a su hogar, la ocultó en el centro de una montaña y ordenó a su hija Gunnlod que la cuidara. Odín decidió conseguir esta  hidromiel y trabajó para Baugi, el hermano de Suttung, por un verano entero y luego pidió un pequeño sorbo de ella. Baugi se escondió taladrando en una montaña, y Odín se convirtió en una serpiente y se arrastró. Dentro, Gunnlod, la hija de Suttung, a la que este convirtió en bruja para que custodiase su hidromiel, Odín la persuadió para que le diera tres sorbos; pero este se  bebió toda la hidromiel, se convirtió en un águila y escapó.


Gerd

Erala esposa del dios Freyr en Vanaheim. Se decía que era la mas bella de todas las criaturas y que fue la personificación de la fertilidad de la tierra y del sexo. Llevaba los brazo al desnudo y estos iluminaban el aire y el mar. Era la hija de Gymir y Aurboda, y hermana de Beli. Se la incluye entre las Ásynjur(diosas Æsir). Se la considera la enemiga de Frigg, esposa de Odín porque fue una de las que mantuvo relaciones con el dios. aunque se cree que en realidad se la confunde con Gridr. Nunca quiso casarse con Freyr, por ello rechazo varias veces sus propuestas aun cuando le entregaron con las propuestas once manzanas doradas y el Draupnir. Pero al final tuvo que aceptar el matrimonio porque Skirni la amenazo con usar la espada de Freyr, pero esta no acepto dijo que solo lo aceptaría si entregaba su espada y este lo hizo. acto que cuando comenzara el Ragnarok le llevaría a la muerte.


Lytir

Era considerado un dios Vanir adorado por las völva, sacerdotisas y profetisas de la mitología nórdica. Es mencionado en el manuscrito de Flateyjarbök, en el que un rey sueco consulta al dios para que le responda a varias preguntas.


Njord de Vanaheim

njord

Njord era el dios del mar y el viento en Vanaheim. Era el padre de Freyr y Freyja y el líder de los Vanir. Estaba casado con la gigante Skadi. El padre de Skadi fue asesinado por los dioses. Para compensar su pérdida, se le permitió a Skadi escoger un esposo entre los dioses. Pero debía hacerlo sin verles nada mas que los pies. Así que entre todos los que vio eligió los pies más lindos que vio, pensando que le pertenecían al dios Balder, pero en verdad le pertenecían a Njord. Skadi estaba acostumbrada a vivir en las heladas montañas y Njord estaba acostumbrado a vivir en el mar, por lo cual eso hizo su matrimonio de lo mas complicado y decidieron separarse. Sus dominios se encuentran en la orilla del mar, donde les da alimento y buena vida a los pescadores calmando el mar de tormentas y tempestades. Pero su vivienda se encuentra en Noatun (ciudad de barcos) En Asgard. Fue este quien les propuso a los dioses acabar con la guerra que tenían intercambiando a los dioses como ofrenda. El entrego a los Aesir a sus propios hijos: Freyr y Freyia como muestra de paz, a cambio de Hoenir y Mimer.


Nerthus

Era la madre de la tierra, representaba la fertilidad en los cultivos. Poseía un carro tirado por dos vacas, se racionaban con la vaca primogénita, Audumbla. Era una diosa Vanir que se decía que era tanto hermana, como madre, como amante del dios Njordr.


Skadi de Vanaheim

Skadi

Skadi, era la diosa del invierno y cazadora con arco en Vanaheim, aunque era una giganta que pasó a ser diosa por su matrimonio con Njörðr. Era hija del gigante Thazi, y cuando éste fue asesinado por los Æsir, Skadi marchó a Asgard en busca de venganza. Temeroso de enfrentar a la diosa del invierno, por lo que decidió aplacarla. Como primera condición, Skadi impuso que los dioses debían hacerla reír. Esto no resultaba una tarea fácil, ya que la gélida indiferencia de Skadi iba a ser difícil de vencer. Pero Loki, amo de las travesuras, tuvo una idea. Se ató con una cuerda a la barba de una cabra y comenzaron a tirar cada uno hacia su lado, ambos chillando fuertemente. Luego Loki cayó en el regazo de Skadi, logró hacerla reír.

Salvado el primer obstáculo, Odín le ofreció a Skadi poner los ojos de su padre como estrellas y desposar un dios. La única condición impuesta fue que debía elegir compañero con sólo ver los pies de los candidatos.

Así, los Æsir se colocaron tras una cortina que ocultaba todo su cuerpo a excepción de sus pantorrillas. Skadi esperaba poder elegir a Balder, el más bello de los dioses, pero en su lugar quedó prendada del más hermoso par de pies que había visto en su vida. Al escoger, se dio cuenta que el elegido era Njörðr, uno de los Vanir y deidad de los mares. La piel de Njörðr estaba maltratada por el largo tiempo en el mar y olía a sal. Aunque Skadi no estaba del todo complacida, era una diosa honorable, aceptó los términos del acuerdo y desposó a Njörðr.

Pero la feliz pareja no lo fue tanto, ni por mucho tiempo. No estaban hechos el uno para el otro. Skadi quería vivir en Thrymheim, un reino en las montañas en Jotunheim, que pertenecía a su padre, pero Njörðr deseaba quedarse en el mar, en su residencia de Noatun, por lo que hicieron un acuerdo. Decidieron pasar nueve noches en Thrymheim y otras nueve noches en Noatun, de forma alternada. Cuando Njörðr regresó a su residencia admitió que no le agradaban las montañas, prefiriendo el canto de los cisnes que los aullidos de los lobos. En cambio, Skadi le explicó que no era capaz de dormir en Noatun por los chillidos de las gaviotas. Luego se separaron, y Skadi regresó a Thrymheim.

Hay quien afirmaba que se casó con Ullr, dios de los patines de nieve y el tiro con arco. Otros cuentan que al dejar a Njörðr, Skadi se casó con Odín y le dio muchos hijos, incluyendo a Saeming, ancestro de la dinastía real y de los duques y condes de Noruega.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *