Se creía que era una especie de ave de plumaje grisáceo, con cabeza humana, garras afiladas y unas orejas enormes que usaba como alas para poder volar. Emitía una especia de grito que sonaba como “tue tue”. Se creía que la transformación a este ser se debía a los poderes de una buja o brujo que servían al diablo. Las leyendas cuentan, que este ser era muy temido porque en realidad podía ser un Calu (mapuche que practica el mal con espíritus) o una bruja o brujo que conocía el secreto de los Calu para convertirse en ChonChón. Los Calu o brujos se untaban una crema en la garganta lo que les llevaba a transformarse en este ser y poder volar. Creían que la crema separaba la cabeza del cuerpo y le salían plumas así podía irse dejando su cuerpo, e incluso algunas leyendas cuentan que poda tener una transformación completa en búho o lechuza y podían irse dejando en casa su cuerpo y hacer su actividades malignas. Pero para poder volver a su anterior forma este ser debía llevar consigo otra crema que lo devolviera a su estado ya que si no podía regresar a su forma se quitaría la vida porque no soportaría vivir en ese estado permanente. Volaría en picado hacia el suelo y al caer moriría dejando el cadáver de una lechuza o un búho. Estas transformaciones solo ocurrían en las noches ya que estos aves eran nocturnos ya si poseían  mas agilidad para moverse.  La mejor forma de acabar con este era dibujando en el suelo una estrella de cinco puntas y en el centro poner un cuchillo apuntando al Chonchón y así se lo clavaria en el cuello y moriría, después se quemaría el cadáver.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *