Respecto a las leyendas de Japón, los Cuatro Puntos Cardinales son custodiados por cuatro Bestias Sagradas, animales sagrados y un origen representado en las interpretaciones chinas de las constelaciones, teniendo rasgos en común los dos folclores. Sus funciones en la mitología japonesa son las de defender los cuatro costados de Kyoto, por ello en la ciudad hay varios templos que están dedicados a ellos:

– Suzaku: es el ave Fénix que protege Kyoto por el Sur y representa el verano, siendo interpretado como un pájaro con mucho brillo de color violeta envuelto en llamas. En el folclore chino, es conocido como el Ave Bermellón, teniendo su propia constelación en el universo.

– Genbu: es el protector del Norte y se le representa como una serpiente enroscada en torno a una tortuga, símbolo de la tierra y del invierno. En el folclore chino, se le conoce como “la Tortuga Negra”, siendo la representación de la protección del hogar y la larga vida.

– Byakko: su nombre se traduce como “Luz Blanca”, teniendo el aspecto de un tigre blanco grande. Es el protector del Oeste, representando el otoño y al aire. Las leyendas dicen que puede lanzar un rugido que invoca tormentas y vendavales. En el folclore chino, es el maestro de todas las bestias y que su pelaje blanco es símbolo de su longevidad, pues según cuentan los mitos cuando un tigre llega a los quinientos años su pelo torna enteramente blanco.

– Seiryu: es un dragón enorme azul, guardián del Este y representante del agua y la Primavera. Tiene un templo dedicado (Kiyomizu) donde hay una fuente donde se tiene que beber a la media noche, empezando después las ceremonias nocturnas en su honor.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *