a44d6e069696e5ceb430419447b4e0edAizen Myo-o, con también el nombre de Ragaraja, es realmente adorado en las ramas Shingon y Tendai del budismo japonés, además de en las escuelas Tángmì y Mìzōng del budismo chino.

Es la personificación de la conversión de la lascivia y el amor en el despertar espiritual.

Se le representa como un hombre de piel roja y un aspecto tenebroso, melena larga en llamas que simboliza la lascivia y las pasiones, generalmente con la cabeza de un león sobre él, lo cual simboliza la supresión. A su vez, tiene un tercer ojo entre los suyos. Su aspecto más representativo es el de tener seis brazos, en los cuales sostiene una campana, un vajra (un instrumento ritual que simboliza los diamantes), una flor de loto cerrada, un arco, flechas, y una última mano tapando algo que esconde. De acuerdo a las creencias, únicamente los practicantes más avanzados saben lo que esconde.

Según el “Yogins Sutra”, una obra atribuida al patriarca budista Vajrabodhi, Aizen Myō-ō simboliza el estado en el que la excitación sexual es canalizado hacia la iluminación, el nirvana, y en el que el amor pasional se transforma en la mayor misericordia hacia todos los seres vivientes.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *