Diferencias Hombre Lobo / Licántropo

El hombre lobo, es también conocido como licántropo, aunque entre estos dos hay unas cuantas diferencias.

Licántropos

Los licántropos. Hace referencia a una metamorfosis humana-lobo, que dio inicio con su primer ejemplar: Licaón. También conocido como Liceo, rey de Arcadia y fundador de Licosura (ciudad de la misma).
Las diferencias son muchas así que resumiré un poco. Las diferencias principales son: el origen de los mitos, las apariencias, y las virtudes/debilidades de ambas.

Origen: Grecia
Mitología: greco-romana
Primer ejemplar conocido: Licaón
Virtudes: gran velocidad y agilidad visual, ágiles en todos aspectos, vista de gran alcance como la de los lobos, gran fuerza, guerreros por excelencia.
Debilidades: son mortales como los humanos, sólo que más resistentes y de cuerpo más fuerte y sólido tanto huesos y músculos como su piel gruesa, pero una vez heridos profundamente con cualquier tipo de arma pueden morir.
Apariencia: similar a un humano atleta, con ojos de lobo, grandes colmillos, otros rasgos faciales, garras de lobo en proporción humana o mayor, abdomen extenso y estructurado, huesos sólidos y resistentes. Al igual que la verdadera apariencia de la metamorfosis de Licaón, el primer licántropo, todos sus herederos de linaje sanguíneo poseían las mismas características. No hay transformación, su apariencia es permanente, pero algo desapercibible entre humanos en comparación con los hombres lobos.

Hombre lobo

El mito del hombre lobo, o el lobisón tuvo su origen después de múltiples homicidios misteriosos, en los que todos indicaban que las victimas morían a causa de enormes mordeduras y rasguños que parecían ser de alguna especie de lobo de gran tamaño, entonces nació el mito del Loup-Garou.
Origen: Francia
Mitología: diversas
Primer ejemplar: Loup-garou
Virtudes: semi inmortales, rápidos y fuertes bestias, muy resistentes a sus heridas con capacidad de regenerar sus tejidos.
Debilidades: exposición a la plata en su cuerpo (ya sean balas, cuchillos, espadas, nitrato de plata inyectado, etc.), pierden sus habilidades de bestia en estado humano, las luces intensas como reflectores de gran potencia los encandila, se los puede matar cortándoles la cabeza aun estando transformados.
Apariencia: normalmente son humanos y al transformarse (ya sea en luna llena o voluntad propia) aumentan el volumen y vigorosidad de su cuerpo, su cabeza se vuelve la de un gran lobo o similar, les crece cola de lobo, colmillos enormes, garras de lobo enormes, prácticamente poseen patas en lugar de pies, y su piel se torna gruesa y velluda. Prácticamente son lobos gigantes con proporciones y dinámica humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *