Inhalantes

Estas sustancias adictivas y mortales se encuentran en casi todos los hogares del mundo. Cada día, una cifra estimada de 44.000 jóvenes abusan de inhalantes. Anualmente, esto significa más de un millón de jóvenes. Aproximadamente, uno de cada seis, es la primera droga que usan.

El colocón (high) de los inhalantes ocurre rápidamente, pero algunas personas abusan repetidamente de más inhalantes para prolongar el colocón durante horas.

Se emplean diversas sustancias de uso industrial o comercial que con frecuencia son de amplia difusión y bajo coste.

Las sustancias más utilizadas son:

– Pegamentos

– Pinturas

– Sprays

– Desengrasantes

– Gasolina

– Betunes

Cualquier persona que abuse de estas sustancias tiene que saber que puede morir la primera vez que los usa.

Aunque la mayoría de la gente usa el término “huffing” (inhalar, aspirar con fuerza) para referirse al abuso de los inhalantes, hay diferentes métodos para usar estas sustancias:

– Inhalar: en concreto, es impregnar un paño, trapo o calcetín empapado con sustancias químicas y meterlo en la boca o sujetarlo en la cara e inhalar los productos químicos.

Embolsar (bagging): es pulverizar los productos químicos en una bolsa (llenar la bolsa con el spray) y luego inhalarlos de la bolsa. En algunos casos, un producto químico, tal como pegamento, se unta en una bolsa y la bolsa se coloca sobre la cabeza de la persona de modo que lo único que puede respirar es el químico.

 – Pegar (gluing): es un término que usan para referirse a inhalar o esnifar pegamento.
– Oler (sniffing): es verter productos químicos en una lata y luego inhalarlos de la lata. Algunas personas rocían la sustancia de una lata de aerosol directamente en la nariz o en la boca.

El óxido nitroso se puede rociar en un globo y luego la persona inhala el gas en el globo. La persona también puede inhalar helio de un globo.

Efectos de su consumo

Los efectos mas comunes de su consumo son entre otros:

  • Euforia
  • En ocasiones alucinaciones visuales y auditivas (gasolina)
  • aumenta la actividad motora
  • Nauseas
  • Tos
  • Lagrimeo
  • Si la cantidad inhalada es alta, depresión del SNC

Los efectos inmediatos de este tipo de abuso de sustancias incluyen un olor químico residual en el cuerpo, el aliento, la ropa, trapos u otros artículos de la persona. El que usa inhalantes generalmente pierde el apetito y baja de peso. Tiene la piel pálida o incluso azulada. Sus ojos estarán dilatados y vidriosos. Hablará confusa y lentamente, presentando dificultad en pronunciar algunas partes de las palabras. Se moverá de manera descoordinada, pareciendo estar ebrio.
Así mismo, el consumo de estos gases extraños para el cuerpo pueden ser perjudicial para el hígado, los riñones, los ojos, los pulmones, el corazón y hasta la médula ósea.

Uno de los efectos del uso fuerte de los inhalantes es el paro cardiaco. La persona también puede asfixiarse cuando los gases extraños, como el butano, óxido nitroso o disolventes reemplazan todo el aire de los pulmones. Los jóvenes son los principales consumidores de estas sustancias. No son realmente consideradas como drogas, sino como productos químicos tóxicos que crean euforia, a los que algunas personas se vuelven adictas. Otro de los efectos más deseados de aquellos que abusan de los inhalantes es la sensación de no tener que hacer frente a los problemas cotidianos. Escaparse de las responsabilidades puede ser un atractivo efecto para una persona que no sabe cómo abordar las dificultades de su vida.

El prolongado abuso de los inhalantes puede conducir a efectos similares a los de la esclerosis múltiple. Algunos de los efectos perjudiciales podrían estar presentes por mucho tiempo o hasta ser irreversibles.

La adicción a los inhalantes conduce a la persona a cometer acciones destructivas.