Racismo como defensa

Antes de todo, debo aclarar que yo no soy racista. No creo que ningún ser humano sea mejor que nadie. De hecho, no creo que ningún ser vivo valga más o menos que otro. Ante los ojos de la naturaleza, lo mismo es un ácaro que el humano más inteligente del mundo.

Éste es un tema un tanto picajoso. Últimamente se está viviendo en España y en Europa en general. Sin embargo yo creo que ya no es racismo. Podría llamarse reticencia, o prejuicios. No creo que sea racismo como tal.

Yo entiendo el racismo como el creerte superior a otra raza, a la cual consideras inferior. Creer que tú tienes más derechos que ellos, o que eres más inteligente que cualquiera de ellos.

Definir a esa gente como “Blancos de mierda, negros asquerosos, putos moros”. Eso podría considerarse racista. Sin embargo hoy en día estamos prostituyendo la palabra racista.

Si yo estoy con un negro y le digo: “Escucha, negro, pásame la pimienta”, ¿estoy siendo racista o simplemente estoy nombrándolo con una descripción? O quizá sea un apelativo cariñoso porque tenemos mucha confianza. Podría ser que yo para él fuese “morenito”, o “blanquete”. ¿Son esos términos racistas? En absoluto. Pero me reitero: últimamente todo el mundo está considerando racista a cualquier tontería.

Insisto, los racistas van a ir a hacer daño a la gente por el simple hecho de su procedencia, creyéndose mejor que ellos.

Pero actualmente, los denominados racistas no es que se crean mejor que el colectivo al que odian, sino que tienen miedo u odio por el hecho de lo que han vivido.

Podríamos hablar del terrorismo. Los gobiernos occidentales invaden a los países orientales y/o africanos donde generan guerras que proporcionan mayores riquezas a los países que gobiernan mientras causan traumas a su población. Ésta, decide emigrar a los países ricos que destruyeron su hogar y al final decide causar terror en él.

Ése es el resumen que suelen dar. Su “justificación”.

El terrorismo no tiene justificación, así como tampoco la tiene la guerra. Por mucho que quieran excusarse como que los países occidentales tenemos la culpa, no es así. Yo no decidí que mi gobierno se metiera en guerras ajenas. No lo decidí en ningún momento y yo no debería pagar por su culpa.

Pero es que encima los terroristas tampoco son víctimas, aunque sea gente a la que han comido el coco para dejar huella en este mundo. Para que su existencia tenga un por qué y una recompensa. Una justificación. Una motivación. Por eso casi todos son tan jóvenes. Porque es ese momento de tu vida en el que no sabes qué hacer con ella, cuando más débil estás, y entonces se aprovechan de ti.

Como sea, un colectivo causa terror en tu país. Entonces, ese país odia a ese colectivo.

No, no todos tienen la culpa. Por supuesto que no. A mí los españoles no me representan en el extranjero.

Pero si en un país, el 80% de los españoles la lían, cuando yo vaya a visitar el país tendrán reticencia para conmigo. No es racismo, sino reticencia, prejuicios.

Es un mecanismo de defensa primitivo. Es puro instinto. Si cuando paseas por la calle te muerde un perro, cuando veas otro perro, aunque sea un amor, vas a tener miedo con él.

Lo sé. Estoy sufriéndolo porque tengo una Staffy y es un amor de perra. Sólo da besitos. Pero la gente le tiene miedo por el tipo de perro que es. Y no les culpo, aunque me moleste. Por culpa de los canis y kinkis que han educado de forma agresiva a estas razas lo pagan los inocentes. Lo mismo pasa con los humanos. Pero es que es puro instinto.

Si toda tu vida te meten miedo con que las mariposas matan y te hacen daño, cuando veas una huirás o la estamparás antes de que te haga daño. Lo mismo está sucediendo.

Y ahora podría hacerme el moralmente superior y decir que nos están metiendo miedo. Que nos están enfrentando los unos a los otros, cuando no es así.

¿Por qué surge el racismo? No es sólo el terrorismo, no. Es todo el conjunto.

Digamos que vivimos en la edad de piedra. Vives tranquilamente con tu tribu cuando otro miembro de otra tribu llega a tus dominios. Tu primera reacción es defenderte. Si miembros de esa tribu te han hecho daño, lo primero que vas a hacer es atacar para defenderte. No es estupidez, es instinto.

Si no lo conoces, lo analizarás. Si ves que es bueno, lo aceptarás. Lo malo surge de cuando lo aceptas.

Imagínate que ese miembro empieza a reírse de otros de tu tribu. Que empieza a vivir de su trabajo. Que acosa a las niñas. Que atraca a otros a punta de cuchillo porque es más fuerte que cualquiera. Que hace y deshace cuanto quiere.

Lo lógico sería expulsarlo, ¿no?

¿O sería mejor aceptar a más miembros de su tribu, permitiendo que hagan lo mismo que él hace, cuando apenas uno de cada diez es trabajador y se adapta bien?

¿Qué debería hacer esa tribu? ¿Seguir aceptando miembros de una tribu extranjera o evitar que entrasen?

Para mí, en el futuro, no existirán fronteras ni barreras de ningún tipo. Pero hoy en día es imposible que eso suceda. Hoy en día, para que una tribu se defienda, debe cerrar sus fronteras. Triste pero cierto.

Lo más básico en esta vida es la educación. Debemos educar a nuestro legado para que acepte a todo el mundo. Lo malo es cuando llega alguien a quien no lo han educado así y empieza a ser la parte podrida de la fruta que empieza a extenderse hasta pudrirla entera.

Entonces, la gente no es que sea racista. Es reticente con ciertos colectivos. El terrorismo nos lo meten por todas las televisiones. Encima los españoles somos de la filosofía de: “no hagas esto”, para coger e ir a hacerlo. “No odiéis”, y entonces odiamos. Es así. Pero es que cuando tienes un poco de calle y no vives sólo de lo que ves en televisión, te das cuenta de que es mejor estar prevenido contra cierto tipo de personas.

Vuelvo a decir que es triste que pensemos así, pero es justificable, ya que es nuestro instinto. Donde vivo yo te miran mal por llevar tatuajes. Como si fueras un macarra. Y no es un pueblo. Es la capital de una provincia. Creen que eres un malote o un kinki, cuando llevar tatuajes es lo más normal del mundo en estos tiempos.

Lo idóneo sería liberar esos prejuicios, pero hay determinada gente con la que es imposible liberarlos, porque cuantas más oportunidades les das, más se acaban riendo de ti.

¿Qué quiero decir con esto? Que si te identificas no eres racista, eres reticente. Que si eres racista, no deberías serlo. Y que si tienes prejuicios es un instinto de tu naturaleza.

Aun así, no deberías tenerlos. Deberías dar una oportunidad. Pero ojo. Repito: haz caso a tu instinto. Por algo lo tienes. Una cosa es tender una mano, y otra meterse en la boca del lobo.