Final Vampire Diaries

Contiene SPOILERS

 

¿Qué decir del final de esta serie?

En otro artículo hablé de ella, diciendo que me cansaba que los resucitasen a su antojo. La dinámica de la serie cambió cuando sacaron a Nina Dobrev de ella. Para mí, mejoró indudablemente. Todo giraba más en torno al vampirismo, en lugar de parecer una telenovela. Las dos últimas temporadas son, para mi gusto, increíbles.

Y el final…

El final me parece el mejor que podrían haberle dado a esta serie.

Me esperaba un sacrificio eterno en algún lugar oscuro, como el infierno, por parte de Damon mismamente.

Me esperaba algo mucho más retorcido de lo que acabó siendo.

El hecho de que al final todos se reuniesen con sus seres queridos de nuevo, hallando la paz, me dejó un gran sabor de boca.

He visto acabar unas cuatro series este año, y el final de Vampire Diaries ha sido el mejor para mi gusto. Ha acabado con sus tramas finalizadas, dejándolo abierto para Caroline y Bonnie por si se decidieran a hacer un Spin Off de las hijas de la rubia. Pero, lo demás, acabado.

Por fin los Salvatore son felices, aunque a mi parecer se merecían un pequeño castigo. Estar en el infierno una temporada. Eso de estar eternamente se me antoja muy cruel. Al menos pudieron destruirlo.

Lo malo el reencuentro Damon – Elena. Tanto dar el coñazo para simplemente intercambiar un abrazo y un paseo en la muerte. Al menos ella también se reunió con su familia.

De una forma u otra, el “Hello, brother” y el abrazo final, indicando que están reconciliados y que pasarán la eternidad juntos después de todo su sufrimiento, derriten el alma llenándola de melancolía por todo lo que hemos presenciado.

Y es que no sólo acaba una serie, sino también una etapa. Ocho años desde que empezó. Éramos otras personas cuando la serie comenzó a emitirse, y somos otros cuando finalizó. Aunque apenas pasásemos 40 minutos por capítulo, también soñamos y pensamos con ellos. Vivimos con ellos. Y ahora dieron fin a una historia que tanto tiempo nos mantuvo en vilo.

El único consuelo que tenemos son Los Originales. Esperemos que nos permitan seguir soñando como Vampire Diaries lo hizo tanto tiempo.